Chupetes de látex o silicona

 Los chupetes, para los recién nacidos son seguramente los objetos que más les encantan. Aquí encontrarás chupetes de látex, que son menos duraderos pero más flexibles y adaptables, así como de silicona, que son más duros, aunque también más duraderos; tranquil@, abajo te lo explicamos todo 😎

Chupetes látex

Chupetes silicona

Los materiales, ¿Un chupete de látex o silicona?

Cuando uno tiene un bebé recién nacido, suele surgir la duda sobre si es mejor adquirir un chupete de látex o caucho, o bien uno de silicona. Primeramente, destacar que tanto unos como otros son buenos para un recién nacido, ya que hay chupetes de ambos materiales especialmente diseñados para recién nacidos. No obstante, no está de más tener en cuenta las características de cada material para conseguir encontrar el chupete perfecto para tu niño, así que… ¡Allá vamos!

Los chupetes de látex o caucho

El látex es un material natural mucho más flexible que la silicona, por lo que un chupete de látex se va a parecer más al pecho materno. Esto es algo a tener en cuenta, porque lo que tratamos de decirte es que tu bebé recién nacido va a preferir un chupete de látex antes que uno de silicona (pero mejor que sigas leyendo).

Por otra parte, también hay que considerar que estos chupetes requieren de un mantenimiento, ya que deben ser cambiados cada 1 o 2 meses, dado que el látex es un material que se degrada bastante. Además, al contrario de lo que sucede con la silicona, el látex absorbe los olores y sabores, por lo que deberás estar más pendiente de la evolución del chupete.

Los chupetes de silicona

La silicona médica es un material sintético, más rígido que el látex, pero más robusto. Por su robustez, el chupete de silicona es ideal para madres o padres primerizos o que no disponen de tiempo suficiente para estar supervisando el estado del chupete. Además, hay que destacar también que los chupetes de silicona, no absorben olores ni sabores y son, por lo general más higiénicos que los de látex, por lo que son un buen chupete para tu recién nacido.

Tipos de tetinas de chupetes

Una vez elegido el material, hay otra cosa también importante a tener en cuenta, la forma de la tetina. Existen dos principales tipos de tetinas de chupetes, la anatómica y la redonda.

Chupete con tetina anatómica

Un chupete anatómico es el que mejor se adapta a la boca del bebé, ya que la tetina anatómica es aquella que, en su forma, simula un pezón, con lo cual este chupete será una delicia para tu recién nacido. No obstante, hay que tener en cuenta que, por su forma específica, estos chupetes han de ser colocados en la posición correcta, por lo que si eres algo descuidad@, mejor que valores no comprar un chupete con tetina anatómica.

Chupete con tetina redonda

La tetina redonda es aquella que se adapta a la boca y lengua del bebé cualquiera que fuere su posición, si bien hay que tener en cuenta que estos chupetes no son tan adaptables como los anatómicos. La tetina redonda se podría llamar la tetina todoterreno, dado que su utilidad es más sencilla, pero también su adaptabilidad es menor.

Además de chupetes de látex o silicona, también tenemos: